November 29, 2016

La versatilidad de las láminas de policarbonato

by drops on

En las últimas décadas, el uso de nuevos materiales para el diseño y la construcción ha tenido gran aceptación e impacto, consiguiendo grandes resultados que se han impuesto por sobre los materiales tradicionales.

Ejemplos hay varios y sobresalen entre ellos las láminas de policarbonato, donde su uso ha  incursionado principalmente en la construcción, la industria, la arquitectura, el diseño, el escaparatismo, la publicidad, el arte, el hogar, entre otros.

Gracias a sus ventajas, han logrado reemplazar al vidrio, el barro o el acero inoxidable.

Su principal ventaja radica en la facilidad que presenta para trabajar con este material, más sus bondades, como ofrecer más luminosidad en los espacios tanto pequeños como grandes, ya que pueden ser más cálidos, seguros, resistentes y hasta indestructibles, además de permitir a un diseñador innovar con este material.

Veamos algunos ejemplos dentro de estos sectores.

En la industria es apreciado porque puede trasmitir luz natural, por su dureza, por su aislamiento térmico y específicamente porque se adapta muy bien a cualquier tipo de superficie.

Como es un material moldeable, ligero e irrompible, resistente a los cambios bruscos de temperatura y sin llegar a deformarse ni rajarse ante un clima extremo, ya sea calor o frío, las placas de policarbonato son un perfecto candidato para su uso.

Al ser un material que no resulta tóxico, es perfectamente utilizable para la fabricación de computadoras, teléfonos móviles, discos compactos, luces, espejos, faros, accesorios náuticos, incubadoras y miles de productos más.

En cuanto a la arquitectura, las láminas de policarbonato son altamente apreciadas por su resistencia a la intemperie y al envejecimiento, además de que son fácilmente adaptables para combinar trabajos hechos de madera, aluminio, vidrio, acero y el mismo hormigón.

laminas-de-policarbonato-doble-proteccion-uv-d_nq_np_855321-mlm20759244367_062016-fPor su gran dureza y transparencia, son perfectamente usables para sustituir el cristal, desde ventanas o hasta techos, ya sea de casas, oficinas, invernaderos, comercios, almacenes e incluso autos.

Y con un toque de este material, al sustituir algunos tabiques, se logra aprovechar la luz natural, además de darle un giro al diseño arquitectónico.

Los diseñadores con tendencias modernistas ven en las láminas de policarbonato un magnífico aliado para creaciones innovadoras, porque pueden perfectamente jugar con el color, dar formas originales y así estar a la vanguardia.

Vemos por ejemplo que el mundo de la publicidad hace uso de este material para la creación de sus diversos formatos, como los rótulos, soportes luminosos y anuncios luminosos, al igual que los diseñadores de mobiliario urbano y de oficinas.

Ni qué decir del mundo del escaparatismo, los diseñadores dejan volar su imaginación para diferenciar a los negocios y conseguir enriquecer los diseños de los escaparates, desde las tiendas tradicionales hasta aquellos escaparates holográficos o interactivos.

En nuestro hogar, su uso lo podemos apreciar y disfrutar en una mampara para el baño y la ducha, en algunos muebles, al sustituir ventanas que tenían vidrio u ofrecer más luz natural con algún techo o parte del muro.

Vemos también su aplicación en algunos electrodomésticos que en su conjunto, además de ofrecer un hogar más cálido y seguro, es una fuente interesante de ahorro de energía.

Bueno, así de interesantes y versátiles han resultado las láminas de policarbonato.

La curva

by drops on

El jueves pasado fuimos a una conferencia en uno de los hoteles aeropuerto D.F., sobre el emprendimiento y la ciencia de las ventas, una conferencia que cualquier empresario debe tomar, particularmente aquellos quienes apenas empiezan o quienes están pensando en lanzar un negocio al mercado.

Lo primero que se aprende en esa conferencia es el entender algo que le llaman “La curva de la Fortuna”, una grafica que indica “la suerte”, por así decirlo, que un emprendedor debe esperar en su siclo operacional.

Según el experto conferencista, una empresa o negocio recién creado debe esperar cinco años de dificultades donde muchas veces, casi incontables, el emprendedor pensará que el salir a flote será más que imposible.

Estos cinco años son lo que otros expertos llaman “El Embudo”, debido a que es aquí donde la gran mayoría de los emprendedores se retiran de la carrera y van a buscar un empleo, emprendedores que muchas veces iban en el camino correcto, pero lento, que eventualmente les llevaría al éxito.

img_como_fazer_um_grafico_das_curvas_de_demanda_1128_origEsto es porque los frutos de muchas acciones que se hacen durante el emprendimiento crecen después de años, sin embargo eso frutos son los que llevan al gran éxito.

Otro problema al que se enfrentan los emprendedores después de muchos fracasos es al éxito, una etapa a la que el conferencista llama el punto B, una etapa aún más peligrosa que la primera curva, algo que aunque suene muy extraño las estadísticas dicen que el éxito hunde a muchos.

Esto es porque una gran mayoría de empresarios no saben manejar el éxito, se confían y comienzan a disfrutar de la vida en una medida superior y por más tiempo de lo que debería, lo que despierta a la plaga de la ruina.

Existe también la mentalidad, según el conferencista, de que otros empresarios se hunden en el punto B porque siguen trabajando igual de fuerte en su modelo de negocio, conservando las estrategias que les han llevado hasta el éxito.

El experto afirmaba que al llegar al punto B, los empresarios deben de salir de la zona de confort y renovar totalmente su modelo de negocio para poder competir con el tiempo.

Esta renovación es una donde se debe de reinvertir en tecnología y en nuevas herramientas de negocio, un proceso donde nos llevara a un proceso de incertidumbre donde dudaremos de nuevo; sin embargo, esto pagará en el futuro, cuando el paso de la inevitable modernidad no nos revolcará como las olas a los distraídos.

Otro concepto enfatizado por el conferencista es el hecho de que los empresarios y los seres humanos debemos de entender que tanto el éxito como el fracaso son ciclos que vienen y van, casi nunca son permanentes.

La comprensión de este concepto transitorio es elemental para continuar en la eterna batalla contra el fracaso y para con el éxito, lo que significa que debemos de confiar y batallar hasta el final.

¿Existe diferencia entre empaque y embalaje?

by drops on

¿Cuántas veces has desempacado algún objeto y quitas una serie de cosas que se han utilizado para protegerlo?

Desde papel, maderas, cartón, unicel, pasando por plásticos y flejes; sólo por mencionar algunos de ellos.

Y mientras vas quitando cada pieza, sólo piensas “¿Cuánto más debo quitar para llegar al objeto?” Y a veces te llegas a desesperar al ver tanta cosa que lo protege y tú ya estás desesperado por verlo.

Algo similar pasa a la inversa, cuando deseas empacar algo para algún tipo de traslado, sea este tan sencillo como pasarlo de un lugar a otro en la misma casa, hasta el moverlo de un continente a otro.

Cuando nos enfrentamos ante el tema de proteger un objeto, buscamos la forma de que éste llegue bien a su destino

Y ese es justamente el objetivo de un… ¿embalaje o empaque?

Seguramente te habrá pasado que cuando estás en alguna de estas dos circunstancias, llegas a usar los términos embalaje o empaque por igual, cuando en sí son cosas enteramente diferentes.

Veamos las diferencias que son sustanciales desde el punto de vista comercial.

shutterstock_139932922En el caso del empaque, éste se encuentra más orientado hacia el marketing del producto, donde su función es enteramente gráfica, ya que de ello dependerá si le gusta o no al cliente.

En este caso, la función gráfica del empaque toma gran importancia, porque de ello dependerá el vínculo del producto/cliente para el incremento de la venta de dicho producto.

Y se visualiza dentro de su concepción desde el tema de la consolidación de una marca, hasta el poder distinguirlo junto a otros de la competencia en un mismo anaquel, todo con el fin de desarrollar una personalidad propia para el tipo de producto que se busca posicionar para su venta.

En este tema, donde el empaque es el foco de atención, es el campo donde el diseño gráfico entra en juego y en estas últimas décadas se ha venido incrementando conforme el sistema económico avanza en el proceso de la globalización mundial.

Vemos, por lo tanto, que en un mismo anaquel del supermercado se encuentran varios productos que vienen siendo lo mismo, sólo que de diferentes marcas.

Y esto lo sabemos precisamente por el empaque, que poco a poco va permeando en nuestra mente a base de la mercadotecnia, junto con su diseño de la imagen.

En el caso del embalaje, tiene como función el envolver, contener, proteger y conservar los productos envasados.

Un buen embalaje facilita las operaciones de transporte, ya que contiene información del cómo manejar los productos, sus requisitos, símbolos e identifica su contenido.

En otras palabras, el embalaje es la protección del producto durante el transporte o almacenamiento, por lo que está más orientado hacia la logística, traslado y exportaciones.

Todo lo anterior aplica perfectamente incluso para lo que hacemos en casa. Bien podemos buscar un bonito empaque para un obsequio y después vemos la forma de cómo lo embalamos para que llegue bien a su destino.

Entonces comprenderás que ambos, empaque y embalaje, son dos cosas distintas, que sin embargo van juntas y requieren de una atención especializada, para que el producto llegue bien hasta su destino.