El T-34

by drops on

La semana pasada fui a la oficina de un cliente nuestro, que se encuentra muy cerca de las oficinas de Leasing México, unas oficinas a las cuales voy con mucha frecuencia, ya que hacemos muchos negocios con ellos debido a su excelente servicio y buenos resultados.

Al entrar a la oficina de nuestro cliente, vi en la recepción una mini réplica de un tanque soviético de tipo T-34 en la mesa de la recepcionista, algo que llamó mi atención y le pregunté que si era de ella, a lo que me respondió que no y que aquel tanque había estado en su escritorio desde que había llegado al lugar.

El motivo por el cual me llamó la atención es debido a que siempre he tenido una afición grande por los tanques y en uno y otro momento he hecho algunas cosas con ellos, siempre sorprendiéndome de su poder y eficiencia en operaciones militares.

El T-34 fue un elemento crucial en el esfuerzo bélico soviético durante la Segunda Guerra Mundial y una pieza clave para poder lograr exitosamente sus operaciones durante los años de la invasión Nazi al suelo soviético, una serie de batallas que dejaron a más de 28 millones de muertos en cuatro años.

La razón por la cual el T-34 jugó un papel tan importante en la defensa de la Unión Soviética fue debido a que uno de los elementos clave de todas las conquistas alemanas en el campo de batalla y de su aparato militar (Blitz Krieg) era la superioridad de sus tanques de tipo Panzerkampfwagen, mejor conocidos como Panzers y tanques Tigre.

Cuando este elemento crucial del aparato bélico Nazi es neutralizado o entorpecido, entonces toda la máquina de guerra alemana pierde mucha de su fuerza y efectividad.

El T-34 fue creado en el año de 1941 en las fábricas de los Montes Urales  (cadena montañosa que divide Europa de Asia), en la eventualidad de la invasión alemana de la Unión Soviética llamada “Operación Barbarosa”.

Aunque el T-34 era un tanque muy grande y ruidoso, era también un tanque muy resistente al fuego enemigo, debido a su placa de acero de 4 pulgadas y con una capacidad enorme de fuego, debido a la metralla en su flanco derecho y su cañón principal de 85 milímetros, que lanzaba un proyectil altamente explosivo.

Cuando comenzó la invasión, el general Paulus, comandante del sexto ejército alemán, vio un T-34 abandonado y dijo “Si los rusos están produciendo estos tanques en masa, perderemos la guerra”.

Lo interesante es que Paulus dijo esto cuando la ofensiva alemana se veía imparable y cuando estaban masacrando al Ejército Rojo.

La razón por la cual Paulus dijo esto tras examinar cercanamente a aquel ejemplar de T-34 abandonado fue debido a unos minutos de meticuloso análisis del aparato, observando el grosor de su coraza y la forma inclinada de su frente (a diferencia de la forma inclinada del frente de los Panzers) lo que hacía que muchas veces los proyectiles alemanes resbalaran de su blanco.

El T-34 fue el mejor tanque de la guerra.

Written by: drops