La curva

by drops on

El jueves pasado fuimos a una conferencia en uno de los hoteles aeropuerto D.F., sobre el emprendimiento y la ciencia de las ventas, una conferencia que cualquier empresario debe tomar, particularmente aquellos quienes apenas empiezan o quienes están pensando en lanzar un negocio al mercado.

Lo primero que se aprende en esa conferencia es el entender algo que le llaman “La curva de la Fortuna”, una grafica que indica “la suerte”, por así decirlo, que un emprendedor debe esperar en su siclo operacional.

Según el experto conferencista, una empresa o negocio recién creado debe esperar cinco años de dificultades donde muchas veces, casi incontables, el emprendedor pensará que el salir a flote será más que imposible.

Estos cinco años son lo que otros expertos llaman “El Embudo”, debido a que es aquí donde la gran mayoría de los emprendedores se retiran de la carrera y van a buscar un empleo, emprendedores que muchas veces iban en el camino correcto, pero lento, que eventualmente les llevaría al éxito.

img_como_fazer_um_grafico_das_curvas_de_demanda_1128_origEsto es porque los frutos de muchas acciones que se hacen durante el emprendimiento crecen después de años, sin embargo eso frutos son los que llevan al gran éxito.

Otro problema al que se enfrentan los emprendedores después de muchos fracasos es al éxito, una etapa a la que el conferencista llama el punto B, una etapa aún más peligrosa que la primera curva, algo que aunque suene muy extraño las estadísticas dicen que el éxito hunde a muchos.

Esto es porque una gran mayoría de empresarios no saben manejar el éxito, se confían y comienzan a disfrutar de la vida en una medida superior y por más tiempo de lo que debería, lo que despierta a la plaga de la ruina.

Existe también la mentalidad, según el conferencista, de que otros empresarios se hunden en el punto B porque siguen trabajando igual de fuerte en su modelo de negocio, conservando las estrategias que les han llevado hasta el éxito.

El experto afirmaba que al llegar al punto B, los empresarios deben de salir de la zona de confort y renovar totalmente su modelo de negocio para poder competir con el tiempo.

Esta renovación es una donde se debe de reinvertir en tecnología y en nuevas herramientas de negocio, un proceso donde nos llevara a un proceso de incertidumbre donde dudaremos de nuevo; sin embargo, esto pagará en el futuro, cuando el paso de la inevitable modernidad no nos revolcará como las olas a los distraídos.

Otro concepto enfatizado por el conferencista es el hecho de que los empresarios y los seres humanos debemos de entender que tanto el éxito como el fracaso son ciclos que vienen y van, casi nunca son permanentes.

La comprensión de este concepto transitorio es elemental para continuar en la eterna batalla contra el fracaso y para con el éxito, lo que significa que debemos de confiar y batallar hasta el final.

Written by: drops